Saltear al contenido principal

Cómo funciona una caldera de condensación

Cómo Funciona Una Caldera De Condensación

Las nuevas tecnologías han creado equipos como la caldera de condensación que aprovecha el calor que se encuentra en los vapores que desaloja el equipo. Los productos que proceden de la combustión pueden alcanzar valores de temperatura considerables de hasta 120 grados centígrados. La tecnología de condensación recupera este calor para limitar la emisión de gases contaminantes y aumentar su eficacia.

¿Qué es una caldera de condensación?

La caldera de condensación es un calefactor diseñado para condensar una fracción considerable del vapor de agua que está presente en los gases de combustión. Es pues una tecnología basada en aprovechar el calor de condensación a partir de la emanación de gases que surge de la combustión.

Una caldera convencional tendrá un gasto mayor frente a la caldera de condensación que supone un ahorro de hasta el 30 % en consumo de gas. Además, forma parte de los equipos respetuosos con el medio ambiente que reducen las emisiones de gases contaminantes hasta en un 70 %.

¿Cómo funciona una caldera de condensación?

A continuación, explicamos la composición y el funcionamiento de este tipo de calderas:

Instalar la caldera

La instalación es un poco diferente a la caldera convencional. Hay que tener en presente la parte de la salida de gases que debe de cumplir con la normativa vigente. Esta busca reducir las emisiones de CO2 en 2020.

Evacuación de gases

La caldera de condensación admite más recorrido de chimenea que la convencional y la pendiente va dirigida hacia la caldera para recibir nuevamente el vapor. El material de salida es de polipropileno, que resiste la corrosión a diferencia con la convencional que es de aluminio.

Desagüe separado

Cuando el calor ha sido aprovechado a partir del vapor de agua, el líquido sobrante se elimina por el desagüe que debe estar separado a 3 metros de la caldera y con pendiente. En ocasiones si no se cumple con la distancia recomendada se instala una bomba de desagüe.

Rendimiento

El equipo consigue su mejor rendimiento trabajando a menor temperatura que la caldera convencional. Al funcionar a menor temperatura sorprendentemente condensa más cantidad de vapor para ahorrar más gas. Recomendamos entre 50 y 60 grados centígrados.

Sonda externa

Mediante una sonda situada en el exterior la caldera regula su temperatura para adaptarla al interior de la vivienda. 

Ventajas de las calderas de condensación

A continuación, presentamos las principales bondades que nos ofrece este tipo moderno de caldera:

Ahorro en la factura de gas

La condensación se puede aprovechar para liberar energía. Esta tecnología permite un ahorro de hasta 30 % en materia de energía.

Mayor ahorro y rendimiento

La tecnología de la caldera de condensación permite adaptar su potencia a las necesidades reales del equipo que se traduce en ahorro de combustible. Además, el rendimiento es mayor ya que aprovecha el calor generado por el vapor de agua.

Respetuosas con el medio ambiente

Al utilizar menos cantidad de combustible emiten menos CO2 y NOx, contaminando menos.

En resumen, la caldera de condensación no solo es más eficiente y respetuosa con el medio ambiente que la convencional estanca, sino que también supone un ahorro importante en la factura de gas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Abrir chat
1
En què et podem ajudar?
Powered by